Maridaje: Queso y Vino

El objetivo del maridaje queso-vino es el de conseguir que ambos elementos combinen bien, que se logre, entre los dos, un equilibrio de sabores y que sean armónicos. Para poder combinarlos acertadamente debemos pensar en que cada uno mantenga su identidad, ya que por una parte, los quesos presentan gustos muy particulares: salados, amargos, rancios, especiados, etc., sabores que no pasan inadvertidos en nuestro paladar, y por otra parte, los vinos, especialmente los tintos, contienen taninos que pueden barrer o limpiar el sabor del queso.

El maridaje entre el vino y el queso es un tema bastante complicado. Los expertos indican que no existe una buena comunión entre ambos productos, a pesar de que a muchos nos gusta combinarlos. Evidentemente, si nuestra intención es catar un vino, no será conveniente que consumamos queso antes, ya que se vería mermada nuestra capacidad para percibir el sabor del vino.

Para disfrutar de esta experiencia de sabores, podemos tener en cuenta algunas reglas básicas; por ejemplo, algunos quesos tienen un sabor tan fuerte que el vino que lo acompaña puede desaparecer, pero un queso neutro puede incluso propiciar que se resalte la acidez que puede tener el vino.

Entonces, hay que buscar el vino adecuado.

Algunas Reglas

–  Los quesos de texturas cremosa o pastosa,  como el queso Brie o un Camembert maridan perfectamente con vinos tintos jóvenes y afrutados. También quedan muy bien con espumantes secos tipo extra brut o brut , que ayudan a limpiar la boca de su untuosa cremosidad.

–   Un Roquefort o queso Azul es el compañero ideal de vinos tintos de mucho carácter. Aunque el Oporto también ofrece una excelente combinación.

–   Un queso Gruyere poco curado se saborea con vinos blancos o tintos que sean ligeros; si se tratará de un Gruyere muy curado, el compañero ideal es el Jerez.

–  Para quesos especiados o picantes, lo mejor es un Torrontés de aromas florales y paladar seco.

Una Combinación Que No Falla

Si vamos a utilizar quesos propios de una región, lo mejor es acompañarlos con vinos que se produzcan en la misma zona.

Para finalizar, es importante aclarar que las reglas no son estrictas, son solo sugerencias. El maridaje “perfecto” entre queso y vino dependerá de nuestros gustos personales., y que cada uno busque la combinación que más le agrade, a partir de la propia experiencia.

—————————————————————————

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s