La Sal de la Vida

La sal común, conocida popularmente como sal, corresponde a la sal denominada cloruro sódico o cloruro de sodio. Según su procedencia, existen cuatro tipos de sal: la sal marina y la de manantial que se obtienen por evaporación, la sal gema que procede de la extracción minera de una roca mineral denominada halita y la sal vegetal que se obtiene por concentración, al hervir una planta gramínea.

El consumo de sal modifica nuestro comportamiento frente a los alimentos ya que es un generador del apetito y estimula su ingesta porque mejora o potencia el sabor de los alimentos. Se emplea fundamentalmente en dos áreas: como condimento de algunos platos y como conservante en las salazones de carnes y pescado (incluso de algunas verduras), así como en la elaboración de ciertos encurtidos.

La sal común es usada por el organismo para distintas funciones, como por ejemplo, para la formación del ácido clorhídrico que se encuentra en el estómago, constituyendo partes hemáticas o sanguíneas, regulando procesos musculares y formando parte del líquido extracelular. Como ventaja fundamental podemos mencionar que puede satisfacer las necesidades básicas metabólicas de sodio del organismo, manteniendo estable la presión arterial.

Sin embargo, el consumo excesivo de sal puede tener consecuencias nocivas para nuestra salud, como el aumento de la presión arterial, y se constituye en un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

La sal favorece el sabor de los alimentos haciendo que sean más apetitosos. Sin embargo, un chef experimentado nunca la utiliza en exceso (incluso algunos no la utilizan en absoluto) porque anula el sabor original de los alimentos.

Mito: LA SAL ENGORDA

Existe la creencia de que la sal engorda, aunque no es cierto en absoluto pues la sal no aporta calorías. Sin embargo, es cierto que con un exceso de sal aumenta la osmolaridad de la sangre y provoca sed, por lo cual se bebe agua para restablecer el equilibrio salino del cuerpo. Al acumular agua, el cuerpo aumenta su peso, pero se elimina rápida y fácilmente a través de la orina.

Verdad: EL CONSUMO MODERADO DE SAL ES BENEFICIOSO

Un consumo moderado de sal produce una disminución de peso, reduce la emisión de jugos gástricos, afecta a la composición del sudor disminuyendo su salinidad y aumenta la concentración de potasio en ciertos fluidos corporales, como la saliva.

El consumo de sal está totalmente contraindicado para personas que padecen:

  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Osteoporosis

Una persona sana necesita alrededor de 3 gramos diarios de sal, ya que de lo contrario puede sufrir debilidad y náuseas. Consuma sal con moderación, siempre que no la tenga contraindicada.

————————————————————————————-

En Sabores del Jardín cuidamos la salud de nuestros clientes utilizando cantidades mínimas de sal en nuestros productos.

Sin embargo, si Ud. tiene completamente contraindicada la sal en su dieta… NO DEBE PRIVARSE DE DISFRUTAR NUESTRAS DELICIOSAS TARTAS!

Haga su pedido con anticipación, indicando que no debe contener sal, y le prepararemos la tarta de su preferencia SIN AGREGADO DE SAL.

Para que pueda descubrir el sabor de una auténtica tarta casera, pero con un toque gourmet.

——————————————————————————————–

Un toque de distinción en la mesa de quienes nos eligen

 

Boulevard San Martín 617 – Plaza Plate – (1684)

Ciudad Jardín Lomas del Palomar – Prov. de Bs. As. – Argentina

4758-6928

Correo electrónico: saboresdeljardin@gmail.com

2010 – Sabores del Jardín® – Todos los derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s